¿Has visto un ratón de piscina?

¡No te asustes! No es nada del otro mundo. No hay nada más atractivo para los niños que tener a la mano cosas que comer divertidas y novedosas.
Encontramos esta idea fabulosa para estimular el apetito de los chicos mientras están en la piscina. Estamos seguros que saldrán a comer apenas vean estos graciosos ratoncitos. ¡Se hacen en un tris!

Ingredientes:

10 galletas saladas
1/2 kilo de queso cortado en triangulitos para elaborar el cuerpo del ratón.
2 salchichas
Aceitunas negras
2 semillas de sésamo
5 tiras de cebollín

raton

Sobre una galleta salada, coloca una porción de queso cortado en triángulo. Luego, corta dos rodajitas de salchichas para hacer las orejas del ratón. Para la nariz, corta un trozo de aceituna. Para los ojitos del ratoncito, utiliza dos semillas de sésamo. Para realizar la cola se toma una tirita fina de cebollín y colócala en la parte trasera del trozo de queso y listo! Es un aperitivo super divertido!

Fuente: http://goo.gl/YpkBZ

              http://goo.gl/gs2lkD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *