Es normal que tu perro quiera entrar a la piscina pero…¿Le hace daño?

La piscina es un lugar para compartir en familia ¿pero también para compartir con el perro?

Tu perro y los equipos de piscina

Mucha gente se pregunta: “¿Mi perro se puede meter en la piscina?. Es que, pobrecito a él le encanta el agua” O, “¿El agua de la piscina le va a hacer daño a “Tequila”?” La respuesta es sí y no. Los perros que se meten en las piscinas le hacen difícil el trabajo al filtro y a los skimmers. El pelo de tu perro puede obstruir una cesta del skimmer o la bomba muy rápidamente. Especialmente un perro con mucho pelo.

Muchas personas dejan que sus perros naden en la piscina. Algunas piscinas se construyen sólo para perros, con rampas de salida o pasos fáciles. Si tienes un perro, y él o ella quiere meterse de vez en cuando, entonces está bien. Cuanto más largo sea el pelo de tu perro, más va a quedar en el agua de la piscina y más va a obstruir el filtro. El pelo del perro también se puede conseguir detrás de las canastas y obstruir el impulsor de la bomba. El uso de protectores para filtros puede ayudar. Por lo tanto, si de verdad te da lástima que el perro te vea bañándote ahí a la orillita de la piscina y decides dejar que se meta, asegúrate de que el filtro tenga su protector para que no se obstruya con el pelo de tu perro.

La seguridad de “Tequila” dentro de la piscina.

Tu perro es tu bebé, le das de comer, juegas con él y si alguien dice que es horrible te desentiendes de esa persona. Y como es tu bebé consentido lo debes tratar como tal y vigilarlo cuando se mete en la piscina. Un perro puede entrar en pánico dentro de la piscina por no saber cómo salir y se puede ahogar. Asegúrate de enseñarle dónde está laperro en la piscina escalera de la piscina y que aprenda a salir sin tu ayuda. Los perros no reconocen muchas veces las escaleras en la piscina, para que lo haga, ponle una planta o algo reconocible al lado que sea un punto de referencia para él o ella y pueda encontrarla fácilmente.

La mayoría de los perros toman el agua de forma natural, y otros no. Si eres dueño de una casa con una piscina, y tienes un perro, haz que el perro conozca la piscina y sepa nadar en ella. Sí, las clases de natación para los perros también existen. Es fácil, y con algunas recompensas, va a aprender a nadar al estilo Lassie. Si hay una emergencia, es bueno saber algunas medidas de rescate de animales, y aprender RCP para perros.

Los perros y  el cuidado de la piel

También recuerda que los perros pueden quemarse con el sol. Si tu perro pasa mucho tiempo al aire libre, consulta con el veterinario acerca de un protector solar para perros. Al igual que los seres humanos, la nariz del perro, las orejas y los labios pueden quemarse con el sol. El vientre y las axilas, donde los perros tienen menos pelo, también se pueden rociar con un filtro solar para perros. El cloro también puede resecar la piel de un perro como te la reseca a ti. Si tu perro pasa mucho tiempo en la piscina, revisa si hay enrojecimiento e irritación en la piel. Un buen champú para perros puede ayudar a restaurar un poco de humedad en su pelo y restaurar la piel al estado normal.

¿El agua de la piscina es mala para mi “Tequila”?

El mayor mito sobre el agua de la piscina es “los productos químicos” o “el cloro”. Si el agua de la piscina está bien cuidada no debe haber ningún problema con tu perro.

Una piscina sin desinfectante o cloro es peligrosa para cualquiera, incluso para un perro. Si tu perro ingiere agua no desinfectada de la piscina, se puede enfermar. Mantén siempre un recipiente de agua fresca en la terraza de la piscina  para que tu perro tome de ahí y échale un baño con la manguera después de que se salga.

Fuente fotográfica: http://goo.gl/LdHxZk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *