Consejos ambientales para las vacaciones

Durante las temporadas de asuetos, solemos irnos de vacaciones por algunos días y en muchas oportunidades, deseosos de disfrutar de la naturaleza. Para nosotros es un placer, un cambio de ambiente que nos va a minimizar el stress, pero para la naturaleza es realmente un stress que mucha gente vaya a disfrutarla si no tiene los cuidados necesarios para colaborar a su conservación.

Existen muchos consejos que se pueden aplicar para hacer buen uso de los espacios verdes, de las playas, montañas y afines para dejar el ambiente tan limpio como lo encontramos y no propagar su destrucción.

Al viajar, asegúrate de desenchufar todos los aparatos eléctricos que no vas a usar por algunos días. De esta manera ahorra energía y dinero y reduce sus emisiones de gases de efecto invernadero.

consejos 3

Procura llevar contigo algunas bolsas pequeñas para colocar la basura si viajas en vehículo o transporte terrestre. Trata también de llevar algunas en tu bolso para guardar residuos y desechos cuando viajes a playas o montaña. De esta manera generas lo mínimo en cuanto a desperdicios

Usa solo balnearios o playas permitidas y aptas para su uso. No trates de invadir espacios que están prohibidos porque evidentemente tienen una razón para estar así.

Nunca utilices ríos, riachuelos, lagos y playas como lavanderos o vertederos de desperdicios. Si necesitas lavar algo o bañarte, toma un poco de agua y hazlo fuera del río, alejado de la orilla.

Siempre usa protector solar de acuerdo con tu piel, pero especialmente entre las 10 y 4pm. Prefiera aquellos resistentes al agua que no se diluyen en la piscina o el mar.

No traigas “souvenirs” o recuerditos de la naturaleza. Mucha gente trae flores, piedras y plantas, pensando que de esa manera perpetúa el ambiente natural en su hogar. Sin embargo, se imagina ¿qué pasaría si los miles de personas que visitan un área natural se trajeran cada quien una planta?… nuestros parques serían desiertos, y las plantas, adaptadas a su ambiente natural, morirían. Cada cosa o elemento en la naturaleza tiene su función ecológica. Por favor no la altere.

Respeta la señalización en las áreas naturales. Si el acceso a un área está restringido, de seguro alguna población silvestre requiere especial cuidado, o existe un riesgo detectado por las autoridades que hay que evitar.

Planifica tu visita. Los parques, museos, jardines, zoológicos, acuarios y las áreas protegidas en general, tienen horarios especiales para la atención del público. Infórmate con antelación sobre los principales atractivos de estos lugares, los usos permitidos y prohibidos y prepárate para una visita placentera e informativa.

Haz ejercicio. La naturaleza ofrece decenas de oportunidades para oxigenar nuestro organismo y mantener activos
los músculos y el corazón, como nadar, remar, caminar, cabalgar, bucear, pescar, escalar y hasta trotar. Ejercitemos nuestro cuerpo sin olvidarnos nunca del reposo necesario a nuestras necesidades físicas y mentales. Motive a tu pareja o a un amigo o amiga a que te acompañe.

consejos ambientales 2

Aprenda de la naturaleza y aplique sus enseñanzas a su vida cotidiana, como la especial manera que tienen las plantas y los animales para ahorrar agua o aprovechar al máximo la luz del sol, dos extraordinarios ejemplos de ecoeficiencia.

Si debes construir un refugio para protegerte de la lluvia o el sol, asegúrate de dejar el sitio como lo encontraste  y devuelve los cachivaches al depósito de basura más cercano. Evite los “ranchitos” que quedan armados en decenas de playas y ríos, quitándole el atractivo turístico de estos lugares.

No compres animales silvestres, ni corales en las carreteras. En el caso de los animales silvestres, se ha demostrado que no son buenas mascotas, por lo que es preferible dejarlos vivir en libertad. En el caso de los corales, es probable que hayan tenido que destruir el fondo marino o el resto del animal, para poder separarlo. Así evitas la extinción de la especie y minimizas los riesgos para tu salud y el de tus familiares en el hogar.

No compres bromelias ni orquídeas en las carreteras. Existen muchos viveros donde estas plantas son reproducidas siguiendo estrictos criterios de conservación y se reproducen para ser mantenidas en el hogar o en jardines privados. Normalmente, las plantas vendidas en las carreteras son “saqueadas” de sus ambientes naturales, y el cambio de ambiente será intolerable, por lo que pueden morir a los pocos días. Verifica su origen y no te conviertas en cómplice del comercio ilegal e irresponsable.

Reporta a las autoridades cualquier situación irregular. Un incendio, un cazador furtivo, una construcción ilegal, una deforestación injustificada, son elementos de perturbación en los ambientes naturales que deben ser denunciados.

Si te quedas en casa, abona sus plantas y revisa que no tengan parásitos. Es una forma tranquila de encontrarte con la naturaleza en una actividad relajante.

Fuente: http://www.vitalis.net/

Fotografía: http://goo.gl/HIhja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *